La Terapia

Me gusta pensar que ir a terapia es algo normal y hasta esperable. Me parece que debería de ser igual de ordinario que ir al gimnasio, a un nutriólogo, o al salón de belleza ¿Por qué podemos atender nuestro cuerpo sin ser juzgados y no nuestra mente y nuestras emociones?

 

No creo que tengamos que tener un gran problema para buscar apoyo psicológico, simplemente todos tenemos cosas que nos preocupan y pedir ayuda de un experto, me parece, lo más esperable y lógico. Ir a terapia no es para los locos, los ricos o los descompuestos, ir a terapia es para TODOS.

En el espacio terapéutico encontrarás un sitio para lograr callar las voces negativas internas que nos dificultan lograr lo que queremos, y así mismo, dar escucha a esas voces que nos dicen lo que realmente queremos y necesitamos.

Vivimos en un mundo en donde vamos demasiado a prisa, y por lo tanto, solemos hacer cosas en automático y muchas veces terminamos actuando de forma contraproducente o tomando decisiones erróneas.

Problemas todos los tenemos, pero el tiempo, el espacio y la posibilidad para resolverlos son difíciles para encontrar o no sabemos cómo ni con qué empezar. ​​

Ir a terapia es la posibilidad de encontrar y formar un espacio para pensar, para pensar en ti. Para acomodar esos pensamientos y sentimientos logrando tomar mejores decisiones, acciones y un mayor control sobre tu propia vida.

"You're not stuck. You're just committed to certain patterns of behavior because they helped you in the past. Now those behaviors have become more harmful than helpful... Change the formula to get a different result"

 

Emily Maroutian.

 

© 2020 hecho por Pedro B. Ostrosky

Pedro B. Ostrosky, M.A., AMFT #117757
Trabajando bajo la supervisión de Jose Cherbowsky, PhD., LMFT #41717